Wikimedia

Apoya Wikipedia

Seguidores

Páginas vistas en total

sábado, 11 de febrero de 2017

Una carga pesada.

Una carga pesada.

La crecida del río arrastra árboles, piedras y todo tipo de escombros que éste encuentra a su paso. Los lugareños de Baitoa saben esto.

Martín y Pedrito fueron enviados por su madre a buscar leña para el fogón. Y en la ribera del río había bastante de ésta. Lo suficiente para durar una cuantas semanas con combustible para cocinar la comida.

Además, en el río solo hay que picarlas. Mientras que en los montes de aromas, hay que abrirse paso entre los árboles. Cosa ésta bastante dificultosa. Aún tiene Martín una espina incrustada en los pies de la última carga de leña que buscó.

Los dos niños se dieron un baño en el río después de cortar los troncos. Su madre lo sabía. Fue uno de los estímulos para convencerlos. Jugaron en el agua. Se zambulleron una y otra vez en las cristalinas aguas del Yaque del Norte.

Después de un buen rato Martín le dijo a Pedrito que apilaran la leña y la amarraran para cargarlas. Ellos la habían picado antes de bañarse. Con apenas 12 años Martín era lo suficientemente responsable en las tareas encomendadas. Su madre lo sabía.

Martín amarró su paquete y el de Pedrito. El de él era lo suficientemente grande. Tan grande como para que un hombre lo pensara antes de colocarselo encima. Pero para él era fácil. La costumbre del trabajo duro del campo lo había fortalecido.

La carga de Pedrito era pequeña. Igual a su tamaño. Éste apenas tenía seis años.

Martín ayudó a Pedrito a colocarse la carga de leña en la cabeza. Y de una vez se colocó la de él.

Pujó como un burro cuando se le coloca una carga pesada. Más no se amilanó. No es la primera carga pesada que se coloca en la cabeza.

Comenzaron a caminar de regreso a casa. Uno detrás del otro.

Después de 10 minutos de caminata a Pedrito se le agotaron las fuerzas. La carga se le hizo muy pesada. Martín se quitó la carga de leña de la cabeza y la colocó en el suelo. Consoló un poco a Pedrito y le ayudó a quitarse la carga de leña.

Descansaron unos minutos. Comieron guayaba silvestre. Y jugaron un poco. Unos minutos. Luego, continuar con su misión.

Pedrito repitió la misma acción a lo pocos minutos de haber retomado la marcha. Descansaron. Jugaron. Y continuaron.

Pero la carga se le hacía cada vez más pesada a Pedrito. Ya no podía con ella.

Entonces ocurrió. Martín amarró la carga de Pedrito a la suya y se la colocó encima. Mujió como un toro al arar en una tierra con mucha raíces.

Su fuerza era la de un hombre. De un hombre con una fuerza extraordinaria.

Pedrito caminaba al lado de él. Se sentía orgulloso. Ese orgullo que sienten los niños por las personas que quieren.

No se detuvieron ni una vez mas. Al llegar a la cocina Martín dejó caer la carga de golpe. Estaba exhausto. La respiración se le dificultaba.

La madre se sentía orgullosa de ambos.

Al ver la carga de leña observó que habían dos paquetes en uno. Uno grande y uno pequeño. Miró a Martín y a Pedrito. Se sonrió complacida con Martín. Y le dijo...

Tú siempre ayudando a Pedrito.

Sandy Valerio



viernes, 14 de agosto de 2015

En busca del equilibrio social.

En busca del equilibrio social
.

"El Estado es el equilibrio entre los ciudadanos". Jhon Loock

El Estado debe mantener el equilibrio entre los ciudadanos.

Sin lugar a dudas que el Estado debe buscar y mantener el equilibrio entre los ciudadanos.  De no ser así, es un Estado débil. No tiene la fuerza suficiente para brindar a sus ciudadanos bienestar y armonía.

Pero debemos buscar constantemente las herramientas que utilizará el Estado para mantener ese equilibrio.

Si no tenemos claro cuáles serán las herramientas que utilizaremos para mantener ese equilibrio,  no tendremos conciencia de la importancia que es mantener a los ciudadanos en paz.

Y la paz ciudadana solo se logra con un equilibrio entre los ciudadanos. Es decir, que el Estado debe garantizar la satisfacción de las necesidades primarias a todos los ciudadanos que conforman la sociedad.

El Estado debe garantizar a cada ciudadano una vivienda. El Estado debe garantizar a cada ciudadano una alimentación adecuada. El Estado debe garantizar una salud de calidad a todos los ciudadanos. Y, desde luego, una educación para todos.

Si el Estado logra satisfacer las necesidades primarias de sus ciudadanos,  es una sociedad que vive en equilibrio. Con un Estado fuerte.

¿Pero cuáles son las consecuencias de no tener ese equilibrio? El desorden y el caos.

Todos los ciudadanos buscarían la manera de satisfacer sus necesidades primarias a como de lugar. Y en vista de que sería un Estado débil,  los que ostentan una posición privilegiada en la sociedad,  gozarían de una mejor situación social. El Estado no tiene las herramientas para mantener en orden a éstos afortunados.

En nuestra historia republicana no hemos tenido un Estado fuerte que mantenga el equilibrio social. El dictador Trujillo fue el único que lo mantuvo,  si se puede decir,  un equilibrio social, pero a la fuerza.

En la actualidad el presidente Medina está buscando el equilibrio social que se había perdido. No a la fuerza como lo hacía el dictador, no. Con programas sociales que satisfacen las necesidades primarias de todos los ciudadanos.

Éste equilibrio le devolverá fuerza,  paz y bienestar al Estado Dominicano.

Sandy Valerio

miércoles, 5 de agosto de 2015

Desarrollando mercados para nuestros empresarios.

Desarrollando mercados para nuestros empresarios.

Los empresarios deben apoyar la gestión del presidente Danilo Medina. No solo el 71% de éstos, sino todos, al unísono. Éste le está fortaleciendo los mercados,  le está dando mayor capacidad de consumo a los consumidores y está manteniendo una atmósfera de paz en la economía.

Está formalizando el trabajo,  es decir, que se ha empezado a dar los primeros pasos para dejar en el pasado el trabajo informal con la creación de nuevos puestos de empleos.

La tanda extendida viene a crear un sin número de empleos directos que benefician  la sociedad, así como a consolidar las empresas que suplen las escuelas.

Cuántas empresas se beneficiarán cuando sus empleados estén tranquilos porque sus hijos están seguros y protegidos en un jardín infantil.

Además, cuántos empleados trabajarán en éstos jardines infantiles. Y los suplidores de éstos,  ¿cuántos empleados tendrán?.

Sin lugar a dudas que al comenzarse a satisfacer las necesidades primarias de la sociedad,  se desarrollarán más mercados,  por ende, los empresarios se tendrán que preocupar solo por satisfacer dichos  mercados.

Sandy Valerio.

jueves, 9 de julio de 2015

La democratización del presupuesto nacional.

La democratización del presupuesto nacional.

Hay autores que sostienen que las construcciones grandes son las que le brindan desarrollo,  crecimiento y riqueza a los pueblos.  Y en parte es verdad. Éstas dinamiza la economía y proporcionan majestuosidad a la ciudad en que se construye.

Son muchos los que sostienen que las megas construcciones son sinónimo de esplendor, de riqueza, de desarrollo y de prosperidad.

Pero para nadie es un secreto que el Estado que se concentra en éstas, en perjuicio de las demás obras, es decir,  de las obras pequeña,  corre el riesgo de estimular la perversidad, los cinturones de miseria, las migración de los ciudadanos del interior del país.  Así como también el crecimiento económico injusto y desequilibrado. En pocas palabras,  se benefician unos pocos en perjuicio de la gran mayoría.

Ahora,  cuando el presupuesto nacional se distribuye de forma equitativa en todo el territorio nacional,  los resultados son extraordinarios. Se fomenta el equilibrio social. Se benefician todos los ciudadanos.  Se combate los cinturones de miseria. La migración de los ciudadanos se elimina y se fomenta un desarrollo económico justo y equilibrado.

Cuando se construye una mega obra,  se deben construir, por los menos, 20 obras pequeñas.

Si se construye un hospital extraordinario,  se deben construir, 20 centros de atención primaria en toda la geografía nacional.  Si se construye una autopista,  se deben construir 20 caminos vecinales.  Si se construye un complejo habitacional en una ciudad grande,  se deben construir viviendas en las demás ciudades pequeñas.

En pocas palabras,  la democratización del presupuesto nacional es la mejor herramienta para combatir la migración,  los cinturones de miseria,  la desigualdad,  el crecimiento económico injusto y desequilibrado.

Éste es uno de los más grandes legado del presidente Danilo Medina.  Está ejecutando el presupuesto nacional en toda la geografía nacional.

El presupuesto no está concentrado en una provincia o ciudad. De ahí que el crecimiento económico que tendremos de ahora en adelante será más justo. Más humano.

Cuando se democratiza el presupuesto nacional,  el equilibrio económico y social,  se consolida.

Sandy Valerio

miércoles, 8 de julio de 2015

La felicidad del profesor Bosch.

La felicidad del profesor Bosch.

Si nos adentramos en la siqui del profesor Bosch,  nos daremos cuenta de los hermosos de sus pensamientos. Observamos el humanismo que habita en su corazón.

De ahí que la revolución social que está llevando acabo el presidente Danilo Medina debe estar llenando de alegría el corazón del profesor Bosch. Un corazón demasiado humano.

Ver como se combate la desnutrición infantil. Ver como se combate la migración campesina. Ver como se le da un respiro al presupuesto familiar. Ver como se democratiza el presupuesto del Estado. Ver como se le dará protección a los niños desde su primeros días. Ver como se le dará protección a los envejecientes.  Así como un sin número de acciones que vienen a disminuir la brecha entre ricos y pobres.

Conforme se consoliden todos estos programas sociales,  la clase media se fortalece. Y, desde luego,  los pobres rebasan la injusticia social a que han sido condenados por décadas.  Se rompe el círculo vicioso de la pobreza con todos estos programas sociales.  Y se comienza a saldar una deuda social por años acumulada.

Sin lugar a dudas que el profesor Bosch debe estar feliz con la revolución social que está llevando acabo el presidente Medina.

Sandy Valerio.

¡Un general excepcional!

¡Un general excepcional!

¡Excelente! Un ser humano excepcional.  Sin lugar a dudas que merece continuar con la dirección de la Policía Nacional.

Una labor espartana para un espartano como el general Castro.

El Ejecutivo debe darle todo el apoyo que requiere así como las herramientas para transformar la institución.

Crear un colegio para los hijos de los miembros de la institución, con su tanda extendida y transporte escolar, aquí en Santiago.

Un programa de alquiler de vivienda para los agentes, donde éstos no paguen más del 10% de su sueldo.

Así como también un programa de Salud para los pensionados de la institución donde una enfermera lo atienda, si es necesario,  en su hogar. De la misma manera un programa de vivienda para éstos donde no paguen más de un 10% de la pensión que reciben. Desde luego que los gastos fijos, como agua y  luz, no pasarán de un 5% de sus pensión.

El general Castro se merece ser parte de la revolución social que el presidente Danilo Medina está llevando acabo.

Sandy Valerio

lunes, 16 de febrero de 2015

Instintos asesinos.

Instintos asesinos.

Miras a través del retrovisor a los niños. Confirma que tienen los cinturones de seguridad puesto. Miras a tu esposa y ves que ella no lo tiene puesto aunque vas a 200 kilómetros por hora. Hace apenas unos segundos que sostenían una discusión bien acalorada por las amantes que te visitan a la oficina.

Sabes desde hace siete meses, cuando ella te encontró sosteniendo relaciones sexuales con una de tus amantes en tu oficina, que el matrimonio era insostenible. Sólo ha detenido el divorcio la separación de los bienes, ya que éste acarrearía tu descapitalización. La desaparición de tus empresas. Tu quiebra.

Al tomar la curva que está próxima al río Juma y ver a tu esposa sin el cinturón de seguridad aún puesto, una idea espeluznante se apodera de ti.

Un movimiento brusco del vehículo junto a un sonido estruendoso hicieron que perdiera el conocimiento por unos segundos.

Abres los ojos. Ves personas tratando de sacar a tus hijos del vehículo. No sientes tus extremidades derechas. Aún estás aturdido por los golpes que has sufrido en el accidente. Eso no impide que te des cuenta que tu esposa no se encuentra en el vehículo. El impacto de éste con el puente del río Juma hizo que ésta saliera disparada por el cristal delantero, muriendo al instante.

Escuchas el murmullo de las personas que se han aglomerado entorno al vehículo. Un sólo comentario te produce paz en medio de la desgracia.

- Solamente está muerta la mujer.

Sandy Valerio.