Wikimedia

Apoya Wikipedia

Seguidores

Páginas vistas en total

sábado, 28 de junio de 2014

Incógnitas.


Incógnitas.

Atacar el eterno retorno de Nietzsche sin detenerse a meditar sobre su lógica conceptual, es plantear conceptos sin sustento firme.

Cuestionar la existencia de Dios y del Diablo, así cómo a la creación del universo, es un paso hacia la sabiduría.

Ni hablar de esa queja de la que tantos sabios han manifestado. La ausencia de un sociedad colectiva con sabiduría. Y aún con herramientas como ésta (facebook) no se ha colectivizado el amor a la sabiduría. Es decir que con todo y tener la sabiduría en la puerta de su casa, nuestros jóvenes no se inclinan por ella.

Pero será por que en nuestra época se hace más énfasis en la razón pura y simple, con total ausencia de sensibilidad. Se ha perdido el humanismo en las escuelas y en las universidades.

Solo importa crear tecnócratas. Crear individuos para oficios específicos. Crear obreros para la ciencia.

Para nadie es un secreto que la razón sin sensibilidad no produce resultados importantes. De la misma manera la sensibilidad sin la razón no produce nada. Las dos son los pilares que sostienen la sabiduría.

Sandy Valerio

viernes, 20 de junio de 2014

Ecoturismo en Baitoa.


Ecoturismo en Baitoa.

En mi último trabajo, en un comentario, José Miguel Núñez me hace una observación muy válida y acorde con la situación actual de mí hermoso Baitoa.

José Miguel se quejaba de la poca o ausencia de inversión de nuestros correligionarios. Cosa ésta muy correcta. Pero de esto podríamos deducir que muy bien pudo ésta actitud ser inducida por intereses externos que no veían con simpatía el liberalismo de los ciudadanos baitoeros.

Pero en éste ensayo no quiero indagar, ni explicar las razones que motivaron dicha conducta. Mas bien quiero mostrar la potencialidades ecoturísticas de nuestro pueblo.

En vista de que nos encontrarnos en la cordillera central, rodeado por hermosas montañas, con uno de los más hermoso río de nuestro país y una tierra muy fértil. Además de que nos rodean tres hermosos lagos artificiales. Todo esto nos proporciona un potencial ecoturístico inimaginables.

Se desarrollarían rutas ecoturísticas entre montañas, entre los lagos, así como en el mismo río. Ruta éstas recorrida por un servidor en mi infancia.

Éstas rutas se recorrerán en motores o cuatrimotores, así como a caballos o a pies. Como el turista lo desee.

Pero tenemos las infraestructuras y las intenciones para llevar a cabo dicha empresa. Desafortunadamente no.

Deberíamos ir pensando en cómo podemos desarrollar dicha infraestructura así como motivar y estímular a nuestras autoridades, y, desde luego, a nuestros ciudadanos a caminar hacia dicho objetivo.

Esto nos proporcionará recursos, empleos y desarrollo.

Sandy Valerio

lunes, 9 de junio de 2014

Emprendedurismo en la sangre de los baítoeros.


Emprendedurismo en la sangre de los baitoeros.

Cada pueblo, comarca, paraje, tiene signo conductuales característico. Asi como nombres distintivos para cada actividad o cosas.

Éstas diferencias no sólo se producen de un país a otro o de una región a otra. También se producen entre una comarca y otra.

Pero en ésta ocasión no voy a señalar esas diferencias, ni la voy a citar. Voy a intentar enfocarme en dos conceptos generales. El conservadurismo y el emprendedurismo.

Mientras que en uno predomina el conservadurismo, en otro, el emprendedurismo. Y, encontrar esto último en zonas rurales, es casi un milagro.

Los pueblos de las zonas rurales de nuestro país tienen un marcado conservadurismo en la sangre. Pero podríamos afirmar que es en toda nuestra sociedad. Desde luego que el signo más distintivo que podemos señalar del porque de ésta conducta, es,  el dominio absoluto que ha tenido la Iglesia católica en toda nuestra evolución social. Ésta ha mantenido el control total de la educación de los ciudadanos. Al extremo de tener una influencia absoluta en todo los estamentos de decisión de la sociedad. No solamente del Estado, de la sociedad.

De esto podemos llegar a la conclusión que quien quiere dirigir la sociedad debe pactar por obligación con la iglesia católica.

Ahora, existen pueblo que se le escapan a ese conservadurismo. A ese control. Que llevan en la sangre el tomar iniciativas. Que siempre dan el primer paso. Que se arriesgan, se lanzan. No le temen al devenir. Son pueblos que marcan el camino a seguir. Estos pueblos, de manera colectiva, aúpan el emprendedurismo.

Baítoa es un pueblo de esto.

Los ciudadanos de mi hermoso Baítoa no les temen al futuro. A los desafíos. A emprender un proyecto.

Puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que nuestros ciudadanos llevan en la sangre el emprendedurismo.

Baítoa es un pueblo de iniciativas.

viernes, 6 de junio de 2014

¡Un honor!


¡Un honor!

Que recordar es vivir me han dicho muchos amigos. Y sí que es verdad.

Cuando los recuerdos te sirven de desestresante, estos le permiten a uno llevar una mejor vida. Más relajada, más feliz, más satisfecha.

De ahí la importancia de mis recuerdos de mi Baitoa querido. Recordar cuando en el almacén de Cesar Perez trabajaban tantas personas. O cuando aprendí a nadar con dos galos de agua, amarrado uno del otro, y colocado en la cintura para no hundirse en las aguas del hermoso río Yaque. ¡Ah! Pescar en las aguas de éste río era un sueño. En boca de los ríos se pescaban muchos sago. En el puente, durante la noche, te podías encontrar con una que otra anguila. En el charco de la parla se jugaban todos tipos de juegos acuáticos. Las escurciones por éste río era todo un sueño para los niños de mí hermoso Baítoa.

Caminar por entre sus montañas en busca de frutas. Intentar atrapar una que otra avecilla despistada. Caminar entre las filas de un conuco de tabaco en la falda de una de nuestras lomas. Eran parte de las actividades de los niños de mí Baítoa.

Desde luego que en muchas ocasiones sufrimos nuestros sustos por uno que otro animal propiedad de los dueños de las tierras que nos servían de paraíso.

No fue una ni dos las veces que me levanté en el alba de la mañana para ir a ver cuando mataban uno que otro toro bravo en la carnicería de Adriano.

Como no sentirme orgulloso y en el deber de responder al llamado que me hace el Movimiento Social de Baítoa, para que todos juntos, luchemos, por el desarrollo de nuestro hermoso pueblo.

Es un honor que don Rafael Peña, Rubén Díaz y muchos correligionarios, me permitan aportar uno que otro granito de arena al desarrollo del pueblo que me ha brindado, y me brinda, tantos recuerdos hermosos.

Sandy Valerio

martes, 3 de junio de 2014

Valores humanos.


Valores humanos.

Muchos hablan de valores y son monstruos, otros no hablan y son ángeles.

Dominar nuestra naturaleza instintiva nos coloca en un sitial evolutivo privilegiado. Y la educación es la única herramienta que tenemos para dominarla.

La verdadera educación tiene como fin dominar todas nuestras debilidades y transformarlas en fortalezas. Es decir, tener control de nuestras emociones. Dejar de ser analfabetas emocionales.

Conforme dejamos ése analfabetismo emocional en el pasado nos vamos transformando en individuos con valores humanos fuera de lo común.

Nos hacemos más humanos. Los valores humanos se fortalecen y, por ende, nos identificamos con más facilidad con los demás.

Las acciones que siempre nos guiarán, será la solidaridad con nuestros hermanos. El amor desinteresado por estos.

De ahí que evolucionemos o involucionemos.

Conforme se consolidan nuestros valores humanos, evoluciona toda nuestra naturaleza.

La solidaridad, la compasión, la humildad, la ternura, el amor, son los valores que adornan a estos individuos excepcionales.

Y, involucionamos, al permitir que nuestros instintos dirijan nuestra conducta. Cuando esto sucede, no mostramos ninguna compasión por los demás. No nos identificamos con nadie.

El egoísmo, la maldad, el narcisismo, la deshonestidad, la traición, son los vicios conductuales que identifican a estos individuos involucionados.

Los valores humanos son la muestra de nuestro desarrollo como especie.

Sandy Valerio.